¿Cómo elegir el mejor asiento del avión?

Al momento de viajar en avión, escoger un buen asiento es algo muy, muy importante. Esto no solo nos permitirá viajar con mayor comodidad, sino que en algunos casos también podremos disfrutar de vistas increíbles.

Cada persona tiene sus preferencias al momento de viajar en avión. Bien sea la comodidad, tranquilidad, seguridad o costo del asiento. Por ello, resulta muy importante saber cómo escoger apropiadamente los asientos.

Conoce tus prioridades

Antes de elegir un asiento dentro del avión, es importante que consideres tus prioridades. ¿Querés el asiento más cómodo?, ¿Querés el que tiene la mejor vista? ¿El más seguro? ¿El que está más cerca del baño? ¿Duermes mucho durante el vuelo y es un viaje largo? Son todos aspectos significativos que debes considerar al momento de elegir el asiento indicado para ti.

Por ejemplo, las personas que no se sienten muy cómodas con las alturas generalmente prefieren los asientos del pasillo. Por otra parte, los viajeros que acostumbran dormir suelen tomar el asiento de la ventana. Tené en cuenta tus necesidades y preferencias para que puedas escoger el asiento más cómodo para tu viaje.

Hacé todas las investigaciones que resulten oportunas antes de reservar

Como es sabido, no todos los aviones tienen el mismo sistema para organizar los asientos. Por ello, es importante que, si es posible, consultes un mapa de los asientos del avión antes de realizar la confirmación o el check-in.

Es común que los aviones de pasajeros para vuelos que atraviesan el océano tengan siete asientos organizados de forma 2 – 3 – 2. Por otra parte, los aviones que realizan vuelos más cortos suelen tener seis asientos organizados en dos filas de tres asientos.

Es bastante común que las aerolíneas muestren los mapas de los asientos de sus aviones en su página web, por lo que podés consultarlos fácilmente para escoger el que te parezca más conveniente.

Otra opción es consultar la plataforma online de Seat Guru. Esta página de internet es sumamente útil, tan solo con ingresar el número del vuelo o el modelo del avión en el que viajarás, te será posible conocer la disposición de los asientos. Incluso podrás conocer las reseñas de otros viajeros, algo que puede resultar muy útil para que tomes la decisión final.

Esto también te permitirá estar informado con respecto a la comodidad de los asientos, el espacio disponible para las piernas, si dispones de conector USB, entre muchos otros aspectos. Así, con mayor información te resultará mucho más sencillo tomar la decisión sobre qué asientos elegir.

Reserva tu asiento con la mayor anticipación posible

Dependiendo de la aerolínea que escojamos, tendremos la opción de elegir el asiento que deseemos cuando hagamos la compra del pasaje, aunque muchas empresas aéreas lo asignarán de manera automática. Esto último es bastante común en las aerolíneas low cost. No obstante, en estos casos, si deseas cambiar tu asiento, podés hacerlo al cancelar un monto extra. Sin embargo, si la aerolínea permite la opción de escoger, la mejor opción es que hagas la reserva con la mayor antelación posible. De esta forma, habrá más asientos disponibles y te será posible escoger el que te resulte más agradable.

Es importante tener en cuenta las ubicaciones de los asientos

Las principales ubicaciones de los asientos en un avión son: En el pasillo, en medio y en la ventanilla, aunque también se pueden destacar los asientos cerca de la salida de emergencia. A continuación, podrás conocer algunos de los aspectos y las principales características de cada uno.

Los asientos próximos a la salida de emergencia

Esta se trata de una de las mejores alternativas a la que se puede recurrir si buscas comodidad, ya que el espacio para estirar las piernas es bastante considerable. No obstante, este asiento suele ser con un pago adicional en la mayoría de las compañías aéreas. Sin embargo, si a última hora aún no lo han tomado, podés conseguirlo sin costo extra.

También es importante que sepas que, por motivos de seguridad y protocolo, este asiento no se le da a cualquier pasajero. Por ejemplo, no es común que se asigne a un pasajero que posea alguna clase de condición especial, ya que en caso de una evacuación de emergencia, el pasajero que se encuentre allí debe ayudar a abrir la puerta.

Otro dato que se debe tener presente es que, para asegurar que la vía de escape tenga suficiente espacio (en caso de que ocurra una emergencia), los asientos de la fila delantera frente a la puerta no son reclinables.

Los asientos junto a la ventanilla

Estos asientos se tratan sin lugar a duda de la opción más solicitada por los pasajeros. Además de ser los más agradables para dormir, ya que podrás apoyar la cabeza de la ventanilla para mayor comodidad y son los que tienen la mejor vista.

Aunque tienen una pequeña desventaja, y es que si necesitás levantarte para ir al baño, tenés que molestar a los pasajeros de al lado. Además, estás más lejos del pasillo en caso de que quieras pedirle algo a la azafata, son algunas cosas a tener en cuenta.

Los asientos del lado del pasillo

La principal ventaja de los asientos del pasillo es que tenés mucho más espacio para estirar las piernas, algo que en viajes de larga duración es bastante valorado. Además, podés levantarte para ir al baño cuantas veces lo desees sin molestar a nadie. Al mismo tiempo, si se quiere pedir algo a la azafata, podés hacerlo sin problemas.

Esta área también es la preferida por las personas que desean bajar rápido del avión, ya que pueden tomar sus valijas con mayor rapidez y abandonar el avión más rápidamente. Esto es muy útil en caso de que hagan escalas.

La mayor desventaja es lo transitado que pueden resultar los pasillos del avión. Desde las azafatas, los carritos de comida, los pasajeros, entre otros. Algo que también debés tener en cuenta al momento de hacer la elección del asiento.

Los asientos del medio

Siempre que sea posible, lo más aconsejable es evitar tomar estos asientos, puesto que combina los puntos negativos del asiento de la ventanilla y del pasillo sin ofrecer ningún tipo de ventaja. Definitivamente no es el asiento más recomendable.

Consejos útiles y puntos adicionales a considerar

Si todavía no decidís cual asiento querés, puede que considerar algunos de los siguientes consejos te sea de utilidad:

  • Si lo que buscás es una mayor estabilidad, los asientos que se encuentran sobre las alas tienen mejor firmeza, ya que van sobre los ejes del avión. Si te asustan las turbulencias, estos asientos serán los mejores para elegir.
  • Si querés un viaje silencioso, entonces escogé los asientos de la primera fila, ya que el sonido de los motores no se escucha tanto ahí.
  • De acuerdo a varios estudios, la última fila de asientos del avión es la más segura.
  • Si viajás con un bebé, normalmente se te asignarán los asientos de las primeras filas del avión, o bien los de las salidas de emergencia, ya que son mucho más espaciosos. En contraste, los asientos que resultan menos cómodos son los de la última fila, adelante de la puerta de emergencia, ya que no se reclinan.
  • Es importante que evites los asientos cercanos al baño, pues siempre tendrás personas cerca de ti, por lo que habrá algo de ruido. Esto claro, sin mencionar los posibles olores que pueda haber en el baño.
  • Si estás incómodo con tu asiento, siempre es posible preguntar con cordialidad al personal del avión si es posible un cambio de lugar.