Monumentos en Argentina

Argentina es un país cargado de historia. Sin dudas, por doquier, nos podremos encontrar con restaurantes en donde se degustarán los típicos platos argentinos, pero también cuenta con lugares turísticos que representan la tradición de un país cargado de historia.

Así como sucede con las playas de Argentina, cada lugar guarda su encanto y expresa en cada monumento una batalla, el grito de la voz de un pueblo protestando, símbolos de lucha o bien recordatorios de una historia que, aunque sea lejana, siempre se encuentra a flor de piel en cada rincón de este país. En las próximas líneas vamos a ver los monumentos imperdibles de Argentina.

Norte

Monumento a los Héroes de la Independencia – Humahuaca – Jujuy

 

En este caso no hablamos de un monumento en sí, sino más bien de un grupo escultórico que se encuentra ubicado en Jujuy, provincia norteña de Argentina, provincia límite con Bolivia y país del cual recibe gran influencia gastronómica y cultural.

Fue construido durante la presidencia de Marcelo T. de Alvear en 1925 pero fue inaugurado en 1950, durante la presidencia de Juan D. Perón. Este monumento conmemora la lucha por la independencia de este país.

Puede ser visitado tanto de día, como de noche, aunque tiene un atractivo sinigual si lo haces de noche, ya que la ciudad tiene un encanto y tinte colonial que hará que te sientas transportado en el tiempo.

Monumento al Gral. Martín Miguel de Güemes – Salta

 

El monumento se encuentra literalmente en el sitio donde cayó el general de su caballo a causa de una bala en 1821. Días después de este evento, el general fallecía y con él dejaría atrás un régimen revolucionario y de resistencia.

Este fue construido en 1920, durante el primer gobierno de Hipólito Irigoyen, aunque no fue inaugurado sino hasta 1931, en la presidencia de Uriburu.

Monumento Andrés Guazurari – Posadas – Misiones

 

Este monumento representa al comandante también conocido como Andresito, militar y caudillo argentino. La estatua se encuentra en la provincia argentina que él mismo gobernó entre 1815 y 1819. La curiosidad y atractivo histórico es que fue el mismo José Gervasio Artigas quien lo apadrinó y hasta le permitió firmar como Andrés Artigas.

Se dice que el monumento es imponente y atrevido a la vez, tal como se le recuerda al caudillo Andresito.

Centro

Buenos Aires ha recibido una gran influencia de costumbres de Europa, por lo que no es de extrañar que sus torres, obeliscos, monumentos y hasta costumbres y tradiciones argentinas, tengan arraigado una fuerte impronta europea.

Torre Monumental – Retiro – Buenos Aires

 

Esta torre también recibe el nombre de “torre de los Ingleses” (y de hecho es más conocida con este nombre, solo que su nombre fue cambiado luego de la Guerra de Malvinas en 1982).

Se dice que fue construida por ingleses que habitaban la ciudad y la torre conmemora los 100 años de la Revolución de Mayo.

Obelisco – Buenos Aires

 

Quizás este sea el ícono más conocido y representativo de Buenos Aires. De hecho, más allá de su historia, este es uno de los puntos de encuentro popular, especialmente para celebrar acontecimientos políticos o deportivos, como ganar la final de un campeonato mundial, aunque también puede ser un punto de reunión de protesta en ciertos casos.

Ubicado sobre la inmensa Avenida 9 de Julio y Corrientes, este monumento fue construido en 1936 como motivo del 4° centenario de la primera fundación de la ciudad por Pedro de Mendoza.

Fuente Monumental Las Nereidas – Buenos Aires

 

Ubicada en la costanera sur de Buenos Aires, esta fuente monumental, imponente y hecha en mármol blanco, representa las nereidas de la mitología griega. En este monumento se observa el nacimiento de la Diosa Venus como símbolo de amor, fertilidad y belleza femenina.

Monumento a la Bandera – Rosario – Santa Fe

 

Sin dudas, el monumento a la bandeja representa a toda la ciudad rosarina. De hecho, es imposible que visites este lugar, sin hacer un tiempo para ver este bello lugar.

Se encuentra a orillas del río Paraná, en el Parque Nacional a la Bandera, lugar donde Manuel Belgrano levantó por primera vez la bandera Argentina.

Monumento al Ejército de Los Andes – Mendoza

 

Esta estatua se encuentra ubicado en el Parque Gral. San Martín. Este monumento se realizó para celebrar el centenario de la independencia Argentina, pero también para homenajear al Ejército de los Andes y al cruce mismo, acontecimiento que ayudó a la liberación e independencia de Chile y Perú.

Cristo de las Sierras – Tandil – Buenos Aires

 

Este es un monumento que fue inaugurado recientemente: en el año 2014 en la ciudad de Tandil. A diferencia de otros monumentos, este expresa la religiosidad católica y se ha construido en conmemoración al Papa Francisco Bergoglio, quien ha escogido en el pasado a esta ciudad para tomar sus votos.

Sur

La zona cordillerana de Argentina, cuenta con una gran influencia no solo gastronómica sino también cultural de Chile.  De este modo, es posible que en ambos países se encuentren costumbres y tradiciones bien arraigadas en ambos destinos.

Monumento a San Martín – Neuquén

 

Se encuentra ubicada en el centro de la ciudad de Neuquén, para conmemorar al prócer José de San Martín. La estatua se encuentra construida en bronce y sobre un pedestal, para rememorar el valor de aquel general y toda su labor.

El Gorosito – Monumento al trabajador petrolero – Caleta Olivia – Santa Cruz

 

Este es un monumento al obrero petrolero, puesto que esta zona (la zona sur de Argentina) es sitio de explotación petrolera. Fue inaugurado en el año 1969 y representa la mano de obra petrolera por su sacrificio y perseverancia.

Monumento a los héroes de Malvinas – Ushuaia – Tierra del Fuego

 

Este monumento fue inaugurado en el año 1994 y conmemora a los caídos en la Guerra de Malvinas en el año 1982. Este lugar es imponente y amerita su visita, no solo para rememorar una fecha importante en donde miles de jóvenes perdieron sus vidas en una guerra que se dice fue desigual, sino también para apreciar la obra de un grupo de artistas plásticos de la zona que deseaban realizar un homenaje a los caídos.