Tradiciones y Costumbres de Francia

Más allá de conocer sus monumentos y su exótica gastronomía, también es importante detenerse en aquellos valores que hacen de Francia uno de los mejores países para visitar.

Si bien es cierto que estas son estas festividades más cortas y poco duraderas en relación a las de sus países vecinos, este detalle es porque se trata de un país que no está acostumbrado a tanto ruido, brillo o personas en un mismo lugar. Es por eso que la mayoría de las fiestas son selectivas.

En las próximas líneas, veremos aquellas tradiciones y costumbres que, de visitar este país de Europa, no te puedes perder.

Costumbres y tradiciones gastronómicas en Francia

Raclette en Carnaval

 

Al igual que todos los países, celebran el carnaval pero no es precisamente la fiesta de mil colores que se acostumbra a ver. En el caso de los franceses, el Carnaval consiste en festividades pequeñas donde se comparten tragos y comidas con familiares o amigos.

Los lugares donde existen juegos de luces artificiales son en Ultramar de Martinica, Guadalupe, Guayana Francesa y La Reunión.  Pero uno de los centros de atracción de las festividades es la preparación de un Raclette, el cual consiste de un queso hecho a base de leche de vaca. Esta costumbre proviene de Suiza. Este queso se produce en varias regiones de Francia, por lo que se ha convertido en el fuerte de las mesas durante las festividades para picar, por su excéntrico sabor.

Otros platos variados

 

También destaca la preparación de las papas gratinadas, sopa de cebolla, ratatouille, moules-frites, foie gras o cualquier otro de sus platillos más típicos.

Además, en el norte de Francia uno de los platos típicos son los mejillones y las papas fritas bañadas en salsa de cebolla y queso que le brindan un sabor mucho más sabroso.

Los croissants y las baguettes en el desayuno

 

Estas delicias no suelen faltar en ningún desayuno francés. Suelen acompañarse de café con leche y de manteca para untar.

Tradiciones  religiosas en Francia (fiestas y procesiones)

Día del Armisticio

 

El Armisticio del 11 de noviembre de 1918 fue un tratado firmado en Le Francport, cerca de Compiègne, que terminó la guerra en tierra, mar y aire en la Primera Guerra Mundial entre los Aliados y el Imperio alemán.

Semana Santa y Navidad

 

Verdaderamente, la religión en Francia es escasa y las festividades de esta naturaleza se centran en la Semana Mayor y Navidad. Durante estos eventos, las ciudades del país decoran sus calles con elementos alusivos para darle mayor esteticismo a sus monumentos y localidades.

A diferencia de lo que ocurre en España o en Alemania, es muy difícil ver procesiones. Aunque en los pueblos rurales sí es habitual ver a los residentes emprender pequeños ríos de creyentes con el patrono de la localidad.

Hábitos más comunes en Francia

Al igual que cualquier otra sociedad, entre los hábitos más comunes en Francia están enfocados en la visita de los monumentos más importantes como la Torre Eiffel.

Eventos selectivos y personales

Todas las personas, parten a eventos sociales muy selectivos y privados, por lo que nunca se verá en Francia una fiesta en plena calle. Su gente de caracteriza por ser amable pero un poco sobria, pues son muy serias en comparación con otros ciudadanos en los vecinos países.

Es un destino que se le puede sacar mucho provecho, pero para visitar sus monumentos, atracciones o sitios naturales a nivel cultural, son muy herméticos.

Tres besos

En Francia es muy común, en las reuniones informales, dar un saludo compuesto de 3 besos. generalmente se comienza con un beso en la mejilla izquierda, seguido de otro en la mejilla derecha y finalmente un tercero en la mejilla izquierda.

El café: la bebida preferida

 

El café, y los lugares que venden esta bebida, se convierten en uno de los sitios más visitados por los franceses ya que  (así como ocurre en Colombia) cuentan con un gran paladar y gustan de lo exótico y particular de esta bebida.

Las propinas

Para los franceses que asisten a restaurantes o bares es muy importante dejar una suma considerable de propina. Además, la propina se extiende a recepcionistas, acomodadores de cine, etc. Es, para ellos, una señal de buen gusto y sofisticación.

Vida nocturna

 

Así como ocurre en Buenos Aires, Argentina, Francia es conocida por su variada vida nocturna. Suele gustarles ir a cenar a un restaurante, al teatro, al cine o a ver espectáculos musicales.

Aperitivos

 

Así como dijimos más arriba, los franceses cuentan con una gastronomía reconocida a nivel mundial y también tienen un bien paladar y apetito exquisito. Sin embargo, si vas a un restaurante de este país, es costumbre comer un aperitivo antes de la cena.

Las visitas con aviso

A diferencia de lo que ocurre en otros países, especialmente de Latinoamérica, es muy importante, para los franceses, avisar si una persona decide visitar a otra en su casa. Caso contrario esta actitud es reflejo de una mala costumbre.